Ejercicios y actividades para la estimulación cognitiva

Los pasatiempos y ejercicios cognitivos son una excelente forma de mantener y potenciar la actividad mental. Los juegos de mesa, además, facilitan y potencian la participación social.

Jugar favorece el desarrollo de otros muchos aspectos:

  • Mejora la movilidad y la agilidad. Los juegos que requieren coordinar movimientos, movilizar articulaciones o realizar estiramientos contribuyen al mantenimiento de las habilidades sensoriales y motoras.
  • Estimula la percepción sensorial. Cualquier actividad lúdica, al ser fuente de motivación, incrementa la atención y mejora la percepción y estimulación de los sentidos.
  • Ejercita las habilidades cognitivas. Los juegos de preguntas y respuestas, y aquellos que requieren atención y concentración, contribuyen a la activación de la memoria. Los juegos de palabras y letras, o los de cálculo, ayudan a practicar algunos hábitos necesarios para el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana. Otra interesante aportación al mantenimiento cognitivo es el aprendizaje y memorización de las reglas de juego.
  • Potencia el contacto social y la comunicación. El juego compartido fomenta las relaciones sociales y la comunicación, a la vez que estimula la satisfacción emocional y la seguridad. Los juegos cooperativos son especialmente adecuados para promover los mensajes positivos dentro del grupo. El juego en compañía, sea cual sea su temática, es siempre una oportunidad para potenciar y mejorar el uso del lenguaje.
  • Ofrece nuevos entornos para el aprendizaje. Los ambientes estimulantes generados por la actividad lúdica facilitan el proceso de enseñanza-aprendizaje. Cualquier edad es adecuada para adquirir nuevos conocimientos y el soporte lúdico facilita un aprendizaje que es adquirido sin apenas ser consciente de ello. El ocio formativo es también una excelente alternativa para el tiempo libre.

En todos nuestros centros fomentamos la participación de todos nuestros mayores.

3497